George Ford, el conductor de Inglaterra

George Ford descubrió las ventajas de tomarse un tiempo para sí mismo haciendo una mirada introspectiva, después de participar de manera directa en las dos primeras presentaciones de Inglaterra en el Grupo C.
Ninguno de sus compañeros podría acusarlo de egoísta, después de haber entendido qué es lo mejor que puede hacer para el equipo pensando de manera colectiva y no individual. Aunque para mejorar también debe enfocarse en lo que hizo bien y mal.
Ford dijo que “me siento bien y me sentí bien en los últimos doce meses. Tuvimos una temporada dura con Leicester y siempre querés mejorar. La clave está en mantener el nivel y entender los conceptos básicos del juego”.
“El desafío está en cómo gestionar, administrar y conducir los caminos del equipo. Está en la toma de decisiones y es por eso que estoy intentando sacar mi mejor versión como jugador de rugby con el fin de ayudar al equipo. Trato de concentrarme en la preparación del partido cuando comienza la semana y a partir del martes hago foco en lo mejor que puedo hacer para beneficiar a mi equipo”, analizó Ford.
Al respecto contó que “probablemente cambié un poco de cómo lo hacía antes, cuando en la primera parte de la semana pensaba más allá de lo que podía venir aunque también me funcionaba. Espero que podamos seguir bien”.
El debate por la 10
El jugador del XV de la Rosa, que tiene 61 caps en su haber, sigue con su rutina y piensa en un partido que nadie de su equipo quiere perder y es el proximo ante Los Pumas.
Para esto se incrementa la presión hacia Ford en el afán de mantener el mismo nivel que mostró ante EE.UU. y Tonga. Y es más, fue nombrado Jugador del Partido ante las Águilas anotando el primer try rompiendo el hielo en el inicio del encuentro.
Cuando Leicester estuvo complicado en la English Premiership peleando el descenso, Ford mantuvo su nivel de juego en un equipo que estaba en caída libre. Se aseguró de seguir por la misma línea incluso jugando bajo presión y fue eso lo que llamó la atención de Eddie Jones.
El entrenador del XV de la Rosa se mostró satisfecho con el hecho de probar y cambiar a dos viejos amigos como Ford y Farrell en el puesto de apertura. El debate de los fans ingleses acerca de quién debería usar la camiseta número 10 aún perduraban cuando el plantel de Inglaterra tomaba el avión para viajar hacia Japón.
Pero después de las dos presentaciones, Ford silenció las dudas y ahora habrá que ver cuál será la combinación de los centros en la formación inicial. “La elección del equipo la manejan Eddie y su staff. Los jugadores no decidimos acerca de los puestos, nosotros tenemos que jugar bien cuando nos toca y entrenar de la misma manera siempre”, opinó.
Para cerrar sus apreciaciones, recordó que “jugué muchos partidos con Owen (por Farrell) y también lo hice con Manu (por Tuilagi) en Leicester. Jugué con JJ (por Jonathan Joseph) también en Bath, con Sladey (por Henry Slade) un par de veces acá como con Pier. Eso es lo bueno de la línea de backs, las combinaciones y la cantidad de partidos que tenemos juntos, podés poner a cualquiera que va a funcionar”.
rns cj/dh/icr/bo/me/np

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.