Jonny Wilkinson: "Inglaterra se reinventó todo el tiempo en Japón"

Jonny Wilkinson dio una predicción bastante precisa de la Copa del Mundo de Inglaterra en Japón dos semanas antes al inicio del torneo.

La visión del ex apertura, se mantuvo en lo cierto de acuerdo a los sucedido en Japón, más allá de no haber visto o pensado lo que podía suceder en la final con los Springboks.

El 3 de septiembre, Wilkinson, elogió al entrenador Eddie Jones por llevar a sus jugadores “al límite” de la misma manera que Sir Clive Woodward lo había hecho en la preparación previo al Mundial disputado en Australia 2003, en donde el conjunto de la rosa se coronó campeón.

Inglaterra se puso el traje de candidato en la Rugby World Cup 2019 en la victoria contra Tonga el 22 de septiembre. El apertura con pasado en Newcastle y Toulon, respaldó a los hombres de Jones por alcanzar el máximo en el momento adecuado.

“El impulso se está viendo, están llegando a su punto máximo”, dijo Wilkinson a la agencia de noticias AP. “Definitivamente me gustaría pensar que pueden ganar el Mundial”.

“Lo que más me impresionó es que cada vez que tuvieron la oportunidad de reagruparse, siempre se volvieron más fuertes. Eso no significa que siempre vayan en el camino de la perfección. Pero cada vez que el equipo muestra unidad, la próxima actuación es enorme, y es muy bueno generar ese impulso”.

“El equipo se fue haciendo cada vez más grande y más fuerte, y se reinventó todo el tiempo, y para mí, esa fue la clave. Y los equipos tendrían que haber hecho eso en una Copa del Mundo, porque no es sólo un racha de victorias”.

“Esa capacidad de asimilarlo todo, absorberlo, decir “a quién le importa”, ¿qué hacemos a continuación’? Fue la clave”.

Woodward no dejó piedra sin mover en el camino hacia el triunfo de Inglaterra en la Copa del Mundo de 2003, y Wilkinson vio paralelismos con el ex entrenador de Australia, Jones.

Wilkinson había pasado un tiempo en las distintas concentraciones de Inglaterra como entrenador de habilidades ocasionales, y creía que la ventaja abrasiva de Jones empujaba a los jugadores a alcanzar su máximo potencial.

“La clave para un entrenador es establecer el entorno para los jugadores”, dijo Wilkinson, hablando como embajador de Land Rover en septiembre.

“Eso implica claridad, pero también que todos son importantes, ya sea un joven que está debutando o el capitán”.

“Lo siguiente es que los muchachos sienten que están mejorando, y en tercer lugar, que los muchachos sienten que aún pueden explorar, no solo aferrarse a su posición, sino que pueden sentir que pueden dejarlo todo”.

“Necesitan sentir que hay un tipo que constantemente los desafía a que vayan encontrando su camino, desafiándote a que vayas al límite donde no sabes qué hay al otro lado”.

“Eddie desafía al plantel todo el tiempo, ese es el lado puntiagudo, no deja que los jugadores se sientan cómodos”.

“Entonces, si estás buscando un viaje cómodo, será difícil, pero si estás buscando una carrera en la que puedas desafiarte todo el tiempo, entonces él es ese entrenador que quieres”.

“Tuvimos eso en 2003. Y teníamos un ambiente hermoso donde los muchachos estaban motivados y animados a explorar, y no a jugar a lo seguro”.

“No hay nada mejor que alguien que forme de un plantel que está disputando una Copa del Mundo, dé el ejemplo de decir, ¿sabes qué?, puedo lidiar con todas las presiones que esto provoca. Eso te permite salir y dar todo lo que tienes”.

Inglaterra se jactaba de una letanía de creadores de juego con George Ford, Owen Farrell, Henry Slade y Elliot Daly, todos con talentos creativos estelares.

Wilkinson creía que la mezcla de Inglaterra podría incluso ser la envidia de jugadores como los campeones mundiales consecutivos de Nueva Zelanda, a quienes derrotaron en la semifinal.

“El juego ha cambiado a la hora de tomador de decisiones y no esperar a un segundo tiempo para hacerlo, tiene que tener suficiente inteligencia para poder moverte en el contacto, descargas, ser una amenaza física, no solo ser un tomador de decisiones y jugar de pelota”, dijo Wilkinson.

“Entonces, tipos como Farrell y Slade, son razas bastante raras, son lo suficientemente grandes y fuertes como para poder dar un paso atrás y dirigir las cosas también”.

“Esa raza rara realmente abre algunas opciones. Y aparte de eso, hay otra raza rara en Manu Tuilagi, que si le das medio brazo, no tienes ninguna posibilidad”.

“Así que es un equilibrio encantador contar con esto. Y podríamos haber mirado a Nueva Zelanda u otros equipos en el pasado y pensar “no sería maravilloso tener eso”, y ahora Inglaterra lo hace.

“Fuera de eso también tenemos a Jonny May y Joe Cokanasiga, quienes no solo apoyan try, si no también son opciones de salida, corredores y, en algunos casos, también forwards adicionales”.

AP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.