Nick Mallett: “Es difícil no ser un poco negativo sobre el desempeño de los equipos sudafricanos”

Si bien los Springboks no han jugado un partido desde la final de la Copa del Mundo, los fanáticos del rugby sudafricanos se han tenido que conformar con el Super Rugby Unlocked y la Currie Cup mientras esperan el regreso de su selección nacional.

Sin embargo, el regreso del rugby nacional no ha impresionado al ex entrenador de los Springboks, Nick Mallett, quien se ha preocupado por la dirección del juego a nivel nacional tras la victoria de los Springboks en Japón 2019.

Hablando en el programa Final Whistle de SuperSport al final del round-robin de la Copa Currie, Mallett no estaba impresionado con el nivel del rugby con el que se encontró en los últimos meses en su país, particularmente después de ver a los equipos de Nueva Zelanda jugar en Super Rugby Aotearoa en 2020.

“Es difícil no ser un poco negativo sobre el desempeño de nuestros equipos, francamente”, dijo Mallett.

“Si lo comparas con la forma en que Nueva Zelanda se abrió paso con su competencia de Aotearoa, con equipos que realmente abrazaban el estilo de la pelota en los ruck rápidos y lo que mostraron con pelota en mano, fueron partidos razonablemente altos, pero las defensas eran excelentes y sus ataques fueron también estupendo. Fue un rugby que valió la pena ver”.

Mallet se burló del estilo de juego de bajo riesgo que se ha infiltrado en el juego sudafricano, y explicó que el rugby está en el negocio del entretenimiento y que la dirección actual del juego va por el camino equivocado.

“Cuando empezamos, obviamente había problemas con nuestro estado físico y acondicionamiento. Hubo muchos partidos plagados de errores al principio. Entonces por momento parecía que todos los equipos sudafricanos recurrieran a tácticas como la de la final de la Copa del Mundo, lo que fue básicamente conducir mauls, empujar scrums para conseguir infracciones, apostar por el juego táctico desde el número 9 o 10 durante los ochenta minutos”.

“Lamentablemente, no es una buena visualización”.

Destacó la victoria de Sudáfrica sobre Gales en la Copa del Mundo como un ejemplo de un buen espectáculo a pesar de que Sudáfrica obtuvo el resultado que buscaba. El partido fue ampliamente criticado en ese momento, que se jugó al día siguiente de la emocionante semifinal de Inglaterra y Nueva Zelanda.

“Si estás esperando que otras personas cometan un error… es como vernos jugar contra Gales en la semifinal del Mundial de 2019, lo cual no fue un buen espectáculo, fue genial que Sudáfrica ganara, pero no fue un buen espectáculo de rugby para los espectadores”.

“La gente se entretiene al ver que se marcan lindos tries con buenos pases, buenas líneas de carrera, sincronización y buenos pasos”.

El ex entrenador de los Springbok destacó el valor de un jugador apasionante como Cheslin Kolbe, que pone un amor propio y una explosión cada vez que toca la pelota lo que realmente es digno de aplaudir, pero lamentablemente tuvo que dejar Sudáfrica para jugar en Francia. Una vez en Toulouse, el talento de Kolbe se mostró regularmente en Europa, lo que llevó a ser coronado por los Springboks.

“En el Super Rugby de 2017 y 2018 tuvimos 35 minutos de juego continuo en promedio. Apuntábamos a 40, si conseguíamos 35 o 36 éramos felices. Hablé con uno de los analistas en la Currie Cup que se está jugando hoy y me comentó que hoy sólo se juegan 24, 25, 26, de 80 minutos y ver 25 minutos de rugby es un problema”.

1 COMENTARIO

  1. este hombre quiere que los sudafricanos traicionen su estilo, ellos fueron siempre el equipo con el pack mas fuerte, gran defensa y exelentes pateadores. asi son los mejores junto a los All Blacks.
    Gustavo woltmann

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.