Sir Clive Woodward: "Pichot tiene la visión de poner al rugby en el camino correcto"

Me pregunto si todos los que votarán por la presidencia de World Rugby el domingo se dan cuenta del gran regalo y la oportunidad que tienen, o qué momento crucial para el juego es este. La mirada del técnico campeón del mundo con Inglaterra en 2003, Sir Clive Woodward.

Si continúa siendo el rugby internacional para unos pocos, lo que viene siendo el rugby durante un siglo o más, y el juego que amamos podría estar en serios problemas, agregó el exitoso entrenador inglés.

Pero si buscamos cambiar y adoptar una nueva mentalidad, existe la oportunidad de crecer y florecer. 

Este no es el momento de votar por un interés propio limitado, y parece ser el camino ya que solo una unión del Seis Naciones se molestó en responder a Pichot cuando envió un correo electrónico a todos los CEO con su manifiesto para el futuro. 

Seguramente cada miembro con derecho a voto debería haber encontrado la oportunidad de una llamada Zoom con Bill Beaumont y Pichot. Esta actitud me dice que algunos no han comprendido la importancia de este voto.

Cuando los delegados voten, me gustaría pensar que todos habrán hablado personalmente con ambos candidatos. Es su deber.

Antes de votar, les pediría, por el bien del juego, que consideren todos los temas principales y voten por el candidato que creen que puede marcar la diferencia y generar un cambio.

Estos son los temas que se deberían tener en cuenta por el bien de World Rugby:
1 – Votar para que haya ascensos y descensos a nivel test
La ausencia de promoción y descenso eventualmente matará el juego de test. Ya mató al rugby europeo continental porque Georgia, Rusia, España, Portugal, Rumania y Alemania no tienen a dónde ir. Pueden ser relegados pero no promovidos.

2 – Votar por la democracia
La perversión extraordinaria de la democracia y el buen gobierno en World Rugby es alarmante. Diez naciones, las del Seis Naciones y los cuatro equipos del Rugby Championship, tienen tres votos cada uno y las otras 70 naciones de rugby suman solamente 21.
Italia, que ocupa el puesto 14 en el mundo, tiene tres votos pero Japón (noveno) tiene dos y Georgia (12) solo uno. ¿Por qué se ha permitido que esto continúe? ¿Quién gobierna el rugby, el organismo rector mundial o una camarilla de 10 naciones? 

3 – Votar por la transparencia
Los votos en todos los asuntos deben ser transparentes. Sin embargo, los delegados votan el domingo, deben estar preparados para volver a sus uniones, ser examinados por los miembros y defender su voto si es necesario, luego cambiar si es necesario la próxima vez.

4 – Votar por abolir los términos nivel 1 y 2
¿Por qué se permite que World Rugby persista con estas frases inapropiadas? Todos los equipos deben ser tratados por igual, luego dejar que emerjan los mejores equipos y los jugadores más talentosos.
¿Y por qué todo toma tanto tiempo? World Rugby parece reunirse solo cada seis meses y tomar decisiones importantes cada cuatro años. Aceleremos eso, tengamos un World Rugby simplificado.

5 – Votar para apoyar a las naciones del Pacífico
¿Por qué World Rugby desprecia tanto a las Islas del Pacífico que representan más del 15 por ciento de los jugadores profesionales de rugby? ¿Por qué sus mejores jugadores a menudo se sienten obligados a jugar para otros países? ¿Por qué los equipos de la isla solo obtienen un voto cada uno en comparación con los tres de Italia?

Fiji ha alcanzado los cuartos de final de la Copa del Mundo dos veces, son los campeones olímpicos de rugby y los jugadores magistrales del juego reducido. Italia necesita redescubrir su pasión por el juego y un buen comienzo sería votar por el cambio. ¿Cómo podría Fiji o cualquier nación de ‘Nivel 2’ no votar por el cambio? El sistema actual les ha fallado totalmente. 

6 – Votar por la distribución justa de las ganancias obtenidas en las Copas del Mundo
¿Qué sucede exactamente con todas las ganancias de la Copa Mundial, que superan los £ 100 millones cada cuatro años? Tengamos algo de transparencia en esto. ¿Todos obtienen la misma porción o las 10 naciones principales obtienen la mayor parte de las ganancias? ¿Hay algún intento de discriminación positiva? ¿World Rugby alguna vez considera realmente invertir en naciones emergentes?

7 – Votar por un papel más amplio para los Lions
¿Por qué, durante la mayor parte de un siglo, solo Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica deberían obtener el beneficio económico masivo de una gira de Lions?
Los British & Irish Lions deberían visitar ocasionalmente Uruguay, Canadá y Estados Unidos, en una gira, y las Islas del Pacífico y Japón en otra.

8 – Votar contra los jugadores que representan a dos naciones
Porque no se busca la manera para evitar que los isleños del Pacífico sean tentados por Nueva Zelanda, Australia e incluso equipos europeos como Francia e Inglaterra. De esta manera se volverán más fuertes y el valor de representar a las naciones del Pacífico sería un verdadero orgullo. Ayudar firmemente a las Islas del Pacífico a desarrollar y mantener a sus propios jugadores.

9 – Votar para abolir a los jugadores con proyección
Estos son principalmente kiwis y sudafricanos que vienen a vivir y jugar para clubes en Europa (que reciben un pago muy bueno en el proceso) y luego se lanzan en paracaídas a los equipos nacionales después de tres años. Todos sabemos en el fondo que esto está mal, entonces, ¿por qué no lo prohibimos? Como mínimo, se insista en una residencia de siete años para probar verdaderamente el compromiso de un jugador.

10 – Votar por el cambio y un nuevo futuro
Bill Beaumont pensó que estaba siendo ageist el otro día cuando señalé que él tiene 68 años y Agustín 45. Estoy seguro de que Bill está tan en forma como siempre, pero mi punto era generacional, no ageist .

Bill es un experimentado administrador de rugby, pero nunca jugó ni entrenó profesionalmente durante la era profesional. Jugó rugby de test contra ocho equipos, el resto de las Naciones Nacionales y los cuatro equipos de SANZAAR, mientras que Pichot jugó 71 cap como profesional y jugó contra 17 seleccionados en el nivel test match.

Jugó en la Premier League y en el Top 14 de Francia, fue el capitán del equipo Pumas que se transformó en una nación formidable. Cambiar para bien y desafiar el status quo está en su ADN de rugby.

Él sabe lo que se necesita en los próximos 10-15 años y creo que tiene la visión de poner al rugby en el camino correcto.

www.dailymail.co.uk

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.