Super Rugby Pacific: La llegada de un pilar irlandés, pone en jaque a Nueva Zelanda

La contratación de un pilar de 34 años de Irlanda podría haber llamado la atención en Nueva Zelanda este fin de semana.

John Ryan, quien ha acumulado 24 partidos internacionales además de sus 201 con Munster, ha sido incorporado al equipo de los Chiefs como reemplazo del pilar lesionado All Black Ta’avao.

Es un excelente negocio del entrenador Clayton McMillan y asegurará que los Chiefs no se queden con las ganas en el momento del scrum.

Con Ta’avao fuera por la temporada, Atunaisa Moli es la opción con más experiencia en el equipo, pero su forma reciente ha sido irregular, con lesiones frustrantes que plagan su carrera desde la Copa Mundial de Rugby 2019. George Dyer es la otra opción y, aunque no se vio fuera de forma durante 2022, la próxima temporada marcará la primera como jugador de Super Rugby con contrato completo.

Y aunque Ryan aportará una gran cantidad de experiencia y conocimiento a la primera línea de los Chiefs, si reclutar un reemplazo extranjero es lo mejor para la longevidad del rugby en Nueva Zelanda es un asunto completamente diferente, pero una decisión que efectivamente ha sido forzada en McMillan y cualquier otro entrenador Kiwi que también tendrá que lidiar con lesiones cuando comience la temporada.

La presentación de Moana Pasifika esta temporada ejerció una presión significativa sobre los recursos de juego de Nueva Zelanda, especialmente con Covid causando estragos durante todo el año.

El otro factor, que parece haber aumentado en magnitud para la próxima temporada, es el creciente atractivo de la Major League Rugby.

Tal vez sea el hecho de que Japan Rugby League One ha endurecido sus restricciones a las contrataciones internacionales, pero los equipos de la MLR han estado en un impulso masivo de reclutamiento durante los últimos seis meses y cada pocos días parece que otro jugador de Nueva Zelanda en la cúspide de rugby ha decidido viajar a Estados Unidos para la próxima temporada.

Gente como Mitch Jacobson, Kurt BakerLuke Campbell , Tom Franklin, Jordan TrainorTom FlorenceDan PryorIsaac RossJason EmeryBrendon O’ConnorRichard JuddJayson Potroz y la leyenda de los All Blacks, Ma’a Nonu son solo algunos de los neozelandeses más conocidos que aparecerán en la próxima temporada de MLR: hombres que en su mayoría se perdieron contratos de Super Rugby o probablemente sabían que no iban a estar en el marco de selección incluso si habían puesto su mano. Puede que no sean los mejores del mundo, pero son fuertes jugadores de apoyo que en temporadas pasadas habrían sido convocados cuando se produjeron lesiones durante el Super Rugby.

La lista de forward neozelandeses que ejercen su oficio en la Major League Rugby también está creciendo, con figuras menos conocidas como Henry BellTevita LangiJarred AdamsGene SymingtonIsaac SalmonJoel HintzBen StrangKyle Stewart y Nic Souchon firmó con las franquicias de MLR en 2023.

Si bien no se espera que Covid cause tantos problemas en 2023, las lesiones son una parte inevitable del juego y cuando los clubes de Super Rugby llamen a medida que avanza la temporada, los opciones estarán relativamente limitadas, incluso de jugadores provinciales semi-experimentados.

El impacto es especialmente considerable en la primera línea, donde los pilares y los hookers requieren años de entrenamiento técnico antes de estar listos para enfrentarse a scrummagers de nivel internacional.

Entonces, si bien la firma de Ryan será una bendición para los Chiefs y habría sido aclamado como tal hace cinco o 10 años cuando había poco sabor internacional en cualquiera de los equipos de Nueva Zelanda, ahora es una señal de la diáspora significativa que ocurre en el juego en los últimos tiempos, ya que es un poco astuto de contratación de McMillan. Las franquicias de Nueva Zelanda deberían querer reclutar talentos experimentados del extranjero, pero no deberían  tener que  hacerlo.

Los Highlanders también han buscado en el extranjero para brindar cobertura en su línea de backs, trayendo al argentino Martín Bogado. Sin embargo, a diferencia de Ryan, Bogado no es una estrella conocida y experimentada, lo que enfatiza aún más la fuga de jugadores con la que los entrenadores de Nueva Zelanda tendrán que lidiar en 2023 y más allá.

Lo positivo para los Chiefs, a pesar de la lesión de Ta’avao, es que están bien abastecidos en el lado suelto del scrum, con Aidan RossOllie Norris y Jarred Proffit, todos probados scrummagers, y los dos primeros ahora cuentan con una amplia experiencia. a nivel de Súper Rugby.

Los hombres de Clayton McMillan no deberían luchar para competir con los mejores forwards de la competencia el próximo año, especialmente en el tiempo de scrum, y parte de eso probablemente se acredite a la presencia del gran irlandés John Ryan, pero aunque el reclutamiento de Ryan probablemente beneficiará a la franquicia de Hamilton, tal vez sea una señal de un problema más insidioso con el que el rugby de Nueva Zelanda está luchando en la actualidad.

www.rugbypass.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.