Tablada festejó como hace 20 años atrás

El viernes próximo pasado aprovechando una de las semifinales del Torneo Regional del Centro entre La Tablada y Tala, ex jugadores del conjunto azulgrana festejaron los veinte años del campeonato logrado en 1987.

El viernes próximo pasado, aprovechando una de las semifinales del Torneo Regional del Centro entre La Tablada y Tala, ex jugadores del conjunto azulgrana festejaron los veinte años del campeonato logrado en 1987. CORDOBAXV estuvo con un integrante de ese equipo, Guillermo Bernardi, quien nos cuenta sobre aquel título.

– Guille si uno hace memoria y nos trasladamos al año 1987, recuerdo a los All Blacks campeones del mundo en Nueva Zelanda, y en Córdoba ustedes festejando aquel título que rompía una hegemonía de Tala que venía de ser campeón en las últimas ocho temporadas.
– Así es. En 1987 gané el primer título con Tablada en primera división y recuerdo que cortamos una hegemonía de Tala que venía siendo campeón en forma consecutiva durante ocho años y ese año nos subieron a primera a muchos jugadores juveniles con Diego Domínguez a la cabeza, Laerte Muzzi, Victorio Bianco, la "vaca" Fontana, Diego Scaglia, y ganamos el campeonato. Eramos chicos de 19 y 20 años y tuvimos que jugar contra equipos que tenían a muchos jugadores con experiencia.

– Me imagino que cuando uno tiene 20 años y te suben a primera todo se transforma en pura adrenalina.
– Mira si puede ser pero recuerdo que debuté en primera en 1987 y salimos campeones ese año y al año siguiente también. Esos títulos seguramente hicieron que todavía este en el club colaborando quizás y no me haya apartado.

– ¿Que recordas de aquel campeonato?
– Recuerdo que en aquella oportunidad teníamos a un solo entrenador que era Rubén Gigli y no sé como hacía pero teníamos colaboradores en el plantel superior como lo era Javier Caminotti, Adolfo "Chofi" Suez, Daniel Tobal. Lo mejor que teníamos era el grupo sin dudas, fijate que pasaron unos cuantos años y recién nos juntamos y recordamos esas temporadas con mucha alegría.

– ¿Cómo era el rugby de Córdoba 20 años atrás?
– Se jugaba mucho con los gordos. Yo en aquel entonces pesaba 85 kilos, siendo que todas las primeras líneas de los otros clubes estaban en los 110 kg. Tablada cambio un poco el estilo de juego porque en aquellos años, se jugaba mucho al scrum y la pelota llegaba hasta el número 10 y el apertura pateaba. Eran partidos con muy pocos puntos y creo que Tablada cambio esa metodología de juego porque teníamos jugadores importantes en los tres cuartos como lo eran Pablo Capelli, Juan Carlos Tomalino, mira me parece que eran más grandes los backs que los forwards (risas). Nosotros teníamos un libreto muy sencillo. Entrábamos al scrum, sacábamos la pelota rápido por el callejón del seis, no la tocaba ningún forwards y habría el medio. Esa al menos era una de las tácticas que teníamos para jugar contra Tala por ejemplo.

– ¿Con que equipos se hacían buenos partidos en aquella época?
– Con Tala, Athletic y Jockey salían partidos muy lindos y parejos pero creo que los clásicos contra nuestros vecinos eran los más lindos.

– ¿Que jugadores recordas con mucho cariño de aquel equipo de Tablada?
– Todos. Por ahí me pongo a pensar y recuerdo que era un plantel muy numeroso y todos con buena onda. Si a un jugador no le tocaba entrar, todo el tiempo apoyaban al grupo y se vivía un lindo ambiente.

– ¿Que significado tiene ser campeón con el club?
– Creo que salir campeón con tu club y sobre todo la primera vez te marca mucho y es un recuerdo que queda para siempre. Después seguramente si salís campeón otra vez lo disfrutas igualmente pero no es lo mismo porque uno al primer título lo siente mucho y te vuelvo a repetir que quizás yo sigo en el club en este caso como entrenador de la primera por esas cosas que me marcaron hace 20 años.

– ¿De aquel grupo hay gente colaborando hoy en Tablada o por diferentes motivos se alejaron del club?
– Siempre es mínimo el grupo que se termina quedando en el club y más en esos años (1989), ya que se fueron muchos jugadores a Europa. Recuerdo que Pablo Capelli, los dos Muzi, Diego Domínguez, Juan Carlos Tomalino entre otros, se fueron al exterior y esa fue una de las primeras sangrías que tuvimos en Córdoba con chicos que ya pensaban en irse afuera. Es por eso que en 1989 no salimos campeones y en el 90 tuvimos que armar un grupo de nuevo.

– ¿Sentís que ustedes dejaron un sello en el rugby cordobés con aquel campeonato?
– No sé si fue un sello pero si se terminó con una hegemonía de ocho años de Tala campeón con el mismo estilo de juego y que venga un equipo con jóvenes con un formato de juego diferente fue algo muy bueno. Fíjate que después de esos campeonatos no hubo en Córdoba un equipo que fuera campeón de manera consecutiva en más de dos oportunidades.

– ¿Cómo era un jugador a los 20 años en aquel 87, si lo comparas con uno de ahora?
– Han cambiado muchas cosas en la vida y el rugby es profesional. Yo siempre les digo a los chicos que si el rugby les va a dar de comer, se tienen que entrenar mañana, tarde y noche y se tienen que ir afuera. Pero sino van a comer del rugby, que trabajen, que estudien, y que el rugby lo tengan en una tercera esfera. Sin dudas que esto que estoy diciendo no es lo mejor para un técnico pero prefiero tener en un plantel jugadores organizados a tener jugadores que no tienen demasiada conducta fuera del club.

– ¿Es decir que si un jugador es ordenado afuera de las canchas esto ayuda a un equipo?
– Totalmente. Un chico ordenado en su vida privada que se casa temprano, se organiza tanto en su vida privada como en el club. Si es despelotado afuera, seguramente que traslade eso al club también.

– Los Pumas salen terceros en el mundial. Muchos piensan que se debió a que la mayoría de los jugadores argentinos son profesional y que se armo un buen grupo y de mucha calidad. ¿Pensas que de una manera u otra todos los que forman parte del rugby argentino han puesto un grano de arena desde Jujuy hasta Ushuaia para conseguir este tercer puesto o no?
– Creo que todo está muy centrado en el profesionalismo pero hay que destacar que los Pumas demostraron tener un excelente grupo en lo humano y sin eso por más que tengas quince animales no podes lograr esto. Ahora, creo que todos hablan del rugby argentino y esto no es el rugby argentino. Es un rugby de jugadores profesionales que están jugando afuera y que hacen su vida afuera. Desde que termino el mundial muchos dicen que este tercer puesto debe servir para que Los Pumas tengan mayor competencia y nadie habla de cambiar las estructuras del rugby y creo que en ese sentido se están equivocando.

– Es decir que para vos es como que están mirando más en las estructuras profesionales y no así en el rugby argentino.
– Habría que ensanchar la base de la pirámide. Habría que ver cuanto de estos pumas se repiten en el próximo mundial. ¿Y porque vamos a tener que esperar hasta el 2011?. Porque no empezamos a ampliar la base de jugadores y comenzamos a seleccionar nuevos jugadores desde ahora y estoy seguro que eso va a ser algo muy importante para nuestro rugby. Me parece por ejemplo que en vez de jugar el Nacional de Clubes con dos equipos por provincia como lo es actualmente, habría que llevarlo a cuatro equipos como era antes. Aparte la UAR tiene la plata para hacerlo y que lo haga, que no ahorre ese dinero porque estos dirigentes son capaces de ahorrarse la plata sin ninguna finalidad.

Por Martín Quetglas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.