Agustín Pichot: "Ser Presidente de World Rugby depende de Sanzaar, mis ganas y mi familia"

Distendido a pesar de la intensa agenda que lleva desde que arribó a Japón, Agustín Pichot, vicepresidente de World Rugby, se tomó un tiempo y recibió a El Hincha. Dejando abierto la puerta a cualquier pregunta y como cuando era jugador sin importar que le viniera de frente, habló de todo.
Distendido a pesar de la intensa agenda que lleva desde que arribó a Japón, Agustín Pichot, vicepresidente de World Rugby, se tomó un tiempo y recibió a El Hincha. Dejando abierto la puerta a cualquier pregunta y como cuando era jugador sin importar que le viniera de frente, el ex capitán de Los Pumas habló de todo.
Un tema poco feliz fue la temprana eliminación del seleccionado argentino y sincerándose al momento de hablar sobre su posible candidatura a ser el máximo dirigente del mundo de la ovalada, reconociendo que además de buscar el apoyo de Sanzaar necesita del soporte familiar para emprender tan difícil empresa.
Luego de una semana muy complicada con numerosas reuniones, no sólo de World Rugby y los organizadores locales, sino también con autoridades japonesas, los dirigentes se vieron en la difícil tarea de cancelar tres partidos por primera vez en un Mundial de Rugby.
“Como miembro de World Rugby la semana previa fue muy difícil, no teníamos la experiencia de cómo podía ser una catástrofe natural y cuando lo vimos el sábado y la cantidad de vidas que se perdieron, uno pone en perspectiva todo lo que pasó antes. Tomamos una buena decisión de postergarlos, porque la tormenta fue muy dura y el juego pasa a ser otro tema no tan importante”, expresó Pichot en el arranque de la entrevista con El Ciudadano.
En cuanto al balance, hasta el momento del Mundial el vicepresidente de World Rugby dijo: “Terminamos una primera fase muy interesante, muy linda para Japón, un país que nos ha recibido de una manera increíble y que su equipo ha jugado y ganado sus cuatro partidos de su zona de manera contundente. No lo esperaba nadie. Nosotros sabíamos que era potencial competidor, porque ya en 2015 había logrado ganarle a Sudáfrica y ahí fue una sorpresa. Ahora jugando de local y como lo hicieron, sobre todo el primer partido con Rusia donde ya empezaron a mostrar que estaban sólidos”.

Y además agregó: “Ahora empieza una parte mucho más dura del juego, están los mejores ocho. La primera parte fue muy buena. Y la parte de hincha y estar muy cerca a Los Pumas, la verdad que triste, el equipo estaba para clasificar, pero no lograron el objetivo, no lo digo yo, ya lo han dicho ellos. Por otro lado la alegría de Uruguay, habiendo estado cerca de ellos en los últimos años, ver como jugaron y como le ganaron a Fiji, lo que hicieron contra Gales y Australia, el Mono (Esteban Meneses, entrenador de Los Teros) y toda la gente del rugby de Uruguay ha hecho un gran trabajo, me parece que está bueno decirlo porque inspira a otros países a seguir por esa ruta. Sabores no tan dulces como hincha de Los Pumas, algunas alegría que hubo con Uruguay y las sorpresas y lo difícil que fue Japón, con lo del tifón pero al otro día la clasificación que lograron”.
Así como en 2007 se empezó a hablar sobre la inclusión de Argentina en una competencia anual y regular, hoy Japón es el apuntado para recorrer el mismo camino. A Los Pumas les llevó cinco años post medalla de bronce y ahora habrá que ver cuánto al seleccionado del Sol Naciente. “La discusión de Japón en el Championship es mucho más larga porque creo que uno no debe reaccionar como le paso a Argentina en 2007, ya que después es más complejo. Lo de Japón ya se venía viendo, fíjate los Sunwolves entrando al Súper Rugby era que a la larga Japón jugará el Championship, es lógico. El problema interno, entre su liga y el Súper Rugby, hizo que se tomé la decisión de que Sunwolves salga del certamen, porque ellos tienen una liga profesional importante y hay un tema de estrategia, que es diferente a la de Sanzaar. Pero no por eso se puedo o no se deba analizar, es más, hace varios años que estamos analizando la situación, pero ahora habiendo visto como Japón tiene un nivel y un mercado súper competitivo, no debería ser una razón para que se analice con más detalle el tema. Lo dije hace más de tres años y varios colegas ingleses me han enviado las notas, porque ahora se empieza a hablar de Japón. Me ponía en el lugar de ellos, como fue con Argentina en 2007, y tiene todo para entrar al Championship, vamos a ir por ese camino”, analizó el ex medio scrum.
Como jugador vivió muchas situaciones, pero su primer Mundial como capitán fue en Australia 2003. En dicho torneo, Argentina quedó eliminada en primera ronda, sin poder repetir lo hecho en 1999. Pichot fue parte protagonista de ese campeonato y es palabra autorizada para analizar cuanto puede tardar en sanar la herida de una eliminación temprana. “Imagino que esa pregunta se le deben estar haciendo los jugadores y el cuerpo técnico, ellos son los que más entienden ese tiempo de crítica o de autocrítica. Se los dije apenas terminó, en el momento en que casi quedan eliminados, tenía que pasar un milagro, que no paso. Sería una falta de respeto que nosotros opinemos sobre el momento o el estado o como debería ser la autocrítica”, señaló y cerró la idea afirmado que “en 2003 los primeros que hicimos la autocrítica fuimos nosotros desde el juego, el Tano (Marcelo Loffreda), Banana (Daniel Baetti) y Diego (Cash) desde su lugar de entrenadores, cada equipo tiene su sistema, sus anticuerpos, cada equipo entiende, y repito me parece que es un tema de respeto, me han preguntado y desde el lado del hincha el dolor de no haber clasificado al igual que lo tiene el equipo, o lo que decía de la mirada introspectiva es de ellos. El rugby es de los jugadores, y sobre todo de ese staff, porque se dice del staff y los jugadores, está en ellos, porque son jugadores que van a querer ir por más, rápidamente van a buscar estar nuevamente metidos en el próximo desafío”.

La semana pasada en una entrevista publicada por Clarín, el hoy vicepresidente expresó su deseo e intención de presidir la entidad madre del rugby mundial desde 2020 a 2024. “Lo que dije la semana pasada lo había dicho en otra nota anterior, y lo mismo que le dije a Bill Beaumont cuando llegué a Japón que iba a tomar una decisión cuando termine la Copa del Mundo por respeto a no hacer política, porque no es mi estilo, ya que el juego está por encima de todo. Tenemos una reunión con Sanzaar, como bloque, la última semana del Mundial y ahí se va a poder ver más el mapa. Después un tema personal depende del apoyo de Sanzaar, mis ganas y hablar con mi familia, porque es un lugar que ocupa mucho tiempo y más de la forma que me tomo yo, es diferente a como se venía haciendo. Luego, voy a decidir tranquilo, si tengo ganas de pasar esos cuatro años, pero primero si tengo ganas de hacer un camino o campaña electoral, la palabra me da miedo, pero es así, tendría que explicar que es lo que quiero para el futuro del rugby mundial, cuando en realidad es fácil porque lo vengo haciendo en los últimos años. En el mundo en que vivimos de procesos, está bueno contar cuál es el plan y llevarlo a cabo, sin promesas imprudentes, porque es muy fácil decir ojala que Uruguay llegué la semifinal del 2023, porque te enganchas con la corriente y después ser realista de cuáles son los verdaderos caminos para que Uruguay sea semifinalista o Argentina o Estados Unidos o Fiji o cualquier nación. Lo más importante es primero saber qué es lo que quiero hacer, contando con el apoyo primero de Sudamérica Rugby y de las países que hemos trabajado mucho como por ejemplo Los Teros, Brasil y Chile, ellos son parte de nuestro sistema y de nuestra coyuntura, no hay que olvidarse de los países de la región para que el rugby siga creciendo”, aseveró el dirigente argentino.
Hacer campaña política en un mundo con muchos intereses no es fácil. Y para un valiente Pichot que jugando como medio scrum nunca arrugó cuando le enfrente tenía gigantes de acero. “Las piernas ahí respondían (risas) y tenía que hacerlo rápido. Hay muchos intereses, no voy a hablar de la inocencia del juego, en todos los movimientos políticos, tanto del rugby como de cualquier índole, hay intereses muy grandes. Lo importante es que se tenga en claro cuál es el objetivo, para mí es podes ver una Argentina como entro a las competencias internacionales, para ver el crecimiento de Uruguay y Brasil, ver a Fiji cómo le falta crecer, Georgia como está estancado, Rumania sin opciones, España sin saber dónde ir, África completamente sin brújula, porque World Rugby no le da respuestas, y no hablo de Asia, ni de otros lugares donde el rugby puede crecer mucho más”, se sinceró al hablar de la dureza que implica recorrer el camino rumbo a la presidencia.
Siempre hay una satisfacción personal en el hecho de jugar en un seleccionado como lo ha hecho Pichot, y ahora seguramente ser uno de los dirigentes más importantes a nivel mundial también debe tener algún objetivo íntimo. Pero lo que más llama la atención es que todos sus proyectos apuntan a proteger a los jugadores, proteger a los países pequeños de los poderosos, buscar mejorar el juego y por sobre todas las cosas llevar y desarrollar la ovalada en cada rincón del planeta.

Sobre esto, expresó: “Primero cuidar a los jugadores, no hay que cometer un error, hay que cuidar no solo a los que juegan profesionalmente, sino a todos, sobre todo los golpes en la cabeza, la seguridad del juego es fundamental. Primero la seguridad del juego, después el juego en sí, las reglas, que estamos haciendo para que las defensas no sean un juego estático, por eso en lo que se está tornando, es otra de las partes importantes. Eso no quita que este deporte crezca globalmente, es el gran desafío, porque el rugby se ha dedicado a ocho o diez países, y el resto está pidiendo una oportunidad. Y dentro de todo eso, lo que más está creciendo es el rugby de mujeres, que si no cometemos los errores que cometimos con los hombres, creo que puede crecer muy rápido”.
La charla fue derivando en muchos temas, y uno que lo motiva es el rugby femenino. “El rugby de mujeres en Argentina ha crecido mucho, fue una pelea nada fácil, culturalmente todavía tenemos que vencer algunos prejuicios, las chicas están haciendo un trabajo muy bueno, porque van avanzando, y lo bueno que no es contra nada, sino crecer y está muy bueno. Si ves el Nacional que ganó Centro Naval la semana pasada ves un nivel de juego que ha crecido mucho, porque ese es el problema el juego, como se da, como se crece, y ahí ves el crecimiento, y eso hace que más chicas puedan jugar y que no solo las chicas miren el rugby femenino, sino otras personas puedan mirar y que es el mismo juego, igual de divertido, y eso saca los mismo prejuicios de la mujer, eso es muy agresivo, que jueguen al hockey, está buenísimo que ya empiece a ser una opción real para las niñas y las chicas, que puedan optar en jugar al vóley, básquet, tenis, hockey o al rugby”.
Hasta hace muy poco el mensaje estaba dirigido a los padres para que lleven a su hijo varón a practicar rugby, hoy el mensaje es doble, y está dirigida también a padres para que lleven a sus hijas. “Primero porque pueden jugar juntos, vas al mismo club, lo ideal es que en la misma institución puedan jugar y se puede en infantiles, eso está buenísimo, y si el papá los entrena mucho mejor, o la mamá, o que sea manager. Lo más lindo que tiene la familia del rugby en la parte formativa es que está lleno de padres, que están tiempo con sus hijos, tanto la mamá o el papá que pasa tiempo con sus hijos el fin de semana, con la cantidad de cosas que uno tiene que hacer sobre todo en nuestro país, con lo que cuesta trabajar. Estar el sábado a la mañana un rato sin teléfonos, sin esas tablets, sin distracciones, solamente disfrutando de jugar a algo, cualquier deporte, el rugby estando los padres tan cerca está buenísimo”, dijo Agustín, que a pesar de tener que bajar al lobby del hotel para continuar con la agenda, continúo charlando con El Hincha.
La pasión con la que habla Pichot de rugby es cautivante, lejos de aquellas arengas de Francia 2007, hoy este pequeño gigante da otra pelea, desde los escritorios, desde la dirigencia, antes era para que el rugby argentino crezca y tenga un lugar en el Mundo, hoy el objetivo es el crecimiento global de la familia ovalada.
“Fue un gran Mundial Juvenil”
Agustín Pichot también se refirió al Mundial Juvenil que se disputó en Rosario y Santa Fe en junio pasado. Uno de los hombres fuertes de World Rugby dijo: “Ahí hubo un tema parecido, un problema climático complejo. Felicitamos a la organización y también a la Unión de Rugby de Rosario y de Santa Fe, porque muchos clubes sufrieron la lluvia, sobre todo en Rosario, y se tuvieron que suspender algunas sedes, algunos tuvieron que mover sus divisiones, lo hicieron y fueron muy solidarios. Lo más lindo del torneo fue ese desafío de la adversidad. Me parece que en un país como en el que vivimos en el que las cosas nos cuestan mucho y no tenemos apoyo para hacer las cosas que tienen países como Japón, que mueven todo de un lado para otro con más facilidad y son organizados, a nosotros nos cuesta más”.
Y enseguida agregó: “Las Uniones de Rosario y Santa Fe se manejaron muy bien. Hicieron un torneo increíble. Desde World Rugby los felicitamos y nos pareció que fue un gran Mundial para todos los chicos que disfrutaron un montón, porque vimos un juego bastante desarrollado de varios seleccionados, Francia, Australia y Argentina tuvieron un muy buen Mundial; Sudáfrica mostró cosas buenas en su juego. Además, la gente que acompañó, las canchas llenas, fue muy positivo”.
“Lo de Fiji haciendo un buen Mundial Juvenil, lo de Japón ascendiendo y un grande como Escocia descendiendo habla que hay países que están creciendo y se están estableciendo entre los mejores doce. Antes mirabas y eran solo diez países”, finalizó.
Por Lisandro Olearo
www.elciudadanoweb.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.