Billy Vunipola de Tokio a Cartagena

El octavo inglés Billy Vunipola estuvo, dos semanas después de jugar la final de Rugby World Cup 2019 en Tokio, diseminando los positivos mensajes del rugby en Colombia.
De Tokio a Cartagena, el camino parece ser muy largo. Pero para Billy Vunipola, estrella de Inglaterra que hace poco más de dos semanas compitió en la final de Rugby World Cup 2019, el rugby acerca fronteras y hacia allí viajó, llevando una pelota ovalada como forma de comunicarse.
Como embajador de una fundación cristiana que apunta a terminar la pobreza, eligió viajar hasta Sudamérica para llevar los valores del rugby.
Mientras algunos de sus compañeros ya volvieron a jugar con sus clubes, Billy aprovechó su descanso post-Mundial para elegir Colombia como destino para diseminar los valores del deporte.
Como dice la página de su club, “Billy viaja a Colombia con la fundación Tearfund, buscando elevar sus niveles de energía ayudando a otros y mejorando su entendimiento de las condiciones en las que se encuentran.”
Agrega que el viaje del octavo servirá para “resaltar las dificultades y pobreza que enfrentan en Barranquilla, una ciudad en la que hay refugiados venezolanos, escapando de la crisis social y política que enfrenta su país.”
Vunipola estuvo cuatro días en Colombia, regresando el miércoles a Londres, habiendo trabajado con el programa Talento Caribe.
“A través de la madre de un jugador del club Corsarios, directora de Talento Caribe, parte de la Fundación Doulos, Billy visitó los proyectos en Cartagena de Indias y Barranquilla,” cuenta Carmelo Buelvas, coordinador deportivo de la Liga de Bolívar y referente del rugby en el Departamento del mismo nombre que tiene once clubes y casi mil jugadores y jugadoras.
Si bien visitó una ciudad turística del Caribe colombiano, la actividad social y deportiva tuvo al octavo de Inglaterra ocupado en cada día de su visita.
“Su humildad nos llamó la atención,” agregó Buelvas.
El subcampeón del mundo, gracias a la fama que le dio Rugby World Cup, ya era una persona conocida entre los más de 50 niños de entre 7 y 18 años que jugaron rugby con él en el Barrio Bicentenario. Firmó fotos y autógrafos en camisetas de Inglaterra.
Los valores del rugby sirven para el programa Talento Caribe (que también trabaja con fútbol) para trabajar con niños vulnerables en estado de indefensa, evitando que se vayan a la delincuencia y la drogadicción, buscando generar otras ideas en sus cabezas.
“Para nosotros su visita fue muy importante; lo mejor es saber que probablemente vuelva o que otras estrellas del rugby vendrán a compartir sus valores y su fe.”
Antes de regresar a Londres, Vunipola, que vio en la costa colombiana semejanzas con Tonga, de donde es originaria su familia, habló sobre la final contra Sudáfrica hace dos fines de semana.
“No pudo contenerme y en un almuerzo le pregunté por Rugby World Cup,” dijo Buelvas. “Y me contó.”
Esa charla quedará en la intimidad de una visita muy disfrutada por todos.
World Rugby

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.