Ian Foster: “Nos pusimos nerviosos”

El entrenador de los All Blacks, Ian Foster, ha llamado la atención sobre la compostura de su equipo, y también disparó contra las tácticas de ruptura de Argentina, luego de la histórica derrota de su equipo en Christchurch este sábado.

Nueva Zelanda fue humillada 25-18 en el Orangetheory Stadium en el choque de la tercera fecha del Rugby Championship, ya que Los Pumas, basándose en una primera victoria sobre los hombres de negro en 2020, saborearon un nuevo triunfo en suelo neozelandés contra ellos por primera vez.

Hablando con Sky Sport poco después del partido, Foster le dio un golpe al joven árbitro georgiano Nika Amashukeli por lo que sintió que era una mano demasiado generosa dado el camino de los visitantes.

“Felicitaciones a Argentina, creo que se mantuvieron fieles a cómo querían jugar y realmente nos frustraron”, dijo.

“No conseguimos lo que queríamos cada vez que logramos romper la defensa de los argentinos, tuvimos largos períodos de dominio con pelota en nuestro poder y luego eso no salió bien al final. Pero, en general, sentí que se salieron con la suya con algunas cosas en la avería, y no pudimos lidiar con eso”.

Los All Blacks superaron a Los Pumas dos tries a uno, pero ese de los visitantes fueron los  únicos cinco puntos de la segunda parte y los ayudó a tomar la delantera.

“Después de eso, ellos crecieron en confianza, y probablemente nos pusimos un poco nerviosos”, admitió Foster.

“Así que tenemos que ver nuestra compostura en esas últimas etapas, particularmente a la hora de mover el banco de suplentes, y solo tenemos que asegurarnos de estar más atentos en ese sentido. El árbitro fue bastante duro con la entrada de nuestros jugadores y pagamos un precio alto”.

Mientras tanto, el capitán de los All Blacks, Sam Cane, lamentó como su equipo descuido los segundos cuarenta minutos, y señaló que el creciente número de errores nunca les permitió luchar para volver al partido”.

“Ciertamente se sintió, particularmente que en la primera mitad, fueron mucho más dominantes en las áreas de lo que logramos mostrarlo en el marcador”, dijo Cane a Sky Sport poco después del partido.

“Pero mucho crédito tiene que ir al equipo argentino por la forma en que se mantuvieron firmes y terminaron presionándonos en el segundo tiempo”.

“No respondimos de la manera que queríamos, cometimos algunos errores simples que realmente no nos gusta cometer en este nivel, y fueron lo suficientemente buenos como para obtener la victoria”.

Los Pumas, que disfrutaron de solo un 40 % de posesión y un 37 % de territorio, realizaron un gran sistema defensivo con 195 tackles con una brillante tasa de éxito del 96 %, en comparación con el 87/94 de los All Blacks (93 %) y Cane admitió que, a pesar de anotar dos tries temprano, eran demasiado difíciles de romper cuando el equipo lo necesitaba.

“Dije a principios de semana que probablemente son uno de los mejores equipos defensivos del mundo. Reciclamos la pelota lo suficientemente bien, pero no pudimos convertirlo en puntos”.

Si bien el capitán sintió que el scrum y el maul de su equipo tuvo grandes aspectos positivos, también aludió a cierta frustración con Amashukeli con gran parte del trabajo de los All Blacks “detenido por bastantes tecnicismos, que nos perjudicaron”.

“Ciertamente sentí que no había mucho ritmo o fluidez en el juego, hubo muchas paradas y arranques, no hubo mucho juego continuo”, dijo Cane.

stuff.co.nz
Créditos: stuff.co.nz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.